Desnudez y Cotidianeidad

DESNUDEZ Y COTIDIANEIDAD

Performance / Instalación

Hotel Bolívar, Plaza San Martín
Lima – Perú
Febrero 1999

Desde niño en mi cabeza dio vueltas querer ser actor. No se exactamente que influyo, fue recien al concluir mis estudios de colegio que me inicie en el estudio del teatro, dejándolo luego por la publicidad sin perder el vinculo, observando lo que sucedía en el panorama teatral de Lima, convenciéndome después de que debería asumir a tiempo completo mi decision de ser actor.

Entre a la universidad, la termine y mis conclusiones era q todo se encontraba en forma fragmentada: para unos era importante el juego para otros la disciplina del cuerpo, otros el analisis del texto y otros la emoción. Pasé de método a método, escogía muy severamente a mis maestros teniendo en cuenta sus trabajos y al escucharlos hablar y en esos periplos busque a Lot ofreciéndome como asistente en algunos de sus talleres.

 

En Lot, encontré fusiones con otras artes mas allá del teatro y allí me quede. No fue sencillo, ya que entendí que la primera premisa era abandonar todo lo acumulado. Sabia que era algo experimental y que no muchas personas se aventurarían a hacerlo y así empezamos nuestro primer proyecto con un texto de Carlos Fuentes que era para mi una síntesis de la civilización contada en paralelo desde su inicio hasta la actualidad y que nosotros teníamos q tomarla con suma neutralidad, sin interpretaciones subjetivas, sin personajes, sin diálogos, sin estructuras dramáticas predecibles. teniamos el texto, el espacio, objetos, nuestras identidades como fuentes de trabajo que debian caer precisos para comunicar ideas, conceptos, sensaciones acordadas, luego vinieron otros proyectos donde se indagaban con nuevos retos tratando de estar a la par de lo q nos sucede en nuestra etapa actual.

Basilio Soraluz
Lima, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario